Bella Flor

Cada amanecer, la mancha amarilla que se cierne sobre la montaña descubre un lugar donde pululan miles de casas que  limitan con el  cielo. Allí, anclado en medio de las lomas del suroccidente del Distrito Capital de Bogotá, brota un barrio llamado: “Bella Flor”.

Nacer y vivir en Ciudad Bolívar, una de las localidades más complejas y vulnerables de Bogotá, significa acostumbrarse a vivir no sólo con  las dificultades que encierra un entorno cargado de violencia física y simbólica, sino también con la lucha contra los prejuicios que el otro lado de la ciudad suele tener hacia los habitantes de este sector. Es común escuchar a la gente del barrio hacer referencia a esto.

Las familias llegaron a este lugar huyendo de sus lugares de origen. Historias de vida y muerte que son frontera entre una ciudad llena de  oportunidades y un campo devastado por la violencia y el abandono.  

Autor: Carolina Navas G.